El blog de Mar Elordi

Tratamiento penal de las lesiones en boxeo

Las conductas deportivas son impunes en sí mismas con independencia de la voluntad de los intervinientes. El Estado ha decidido aprobar el deporte, por lo que las lesiones en el marco deportivo son oficialmente lícitas. Sin embargo existen limitaciones, cuando se infringen las reglas del juego y resulta la lesión de bienes jurídicos protegidos, tales conductas serán sancionables; salvo que deban ser excluidas del ámbito penal por su escasa transcendencia.

El ámbito deportivo dice ser un “espacio libre de Derecho”. En pocos casos los tribunales enjuician lesiones deportivas desde el punto de vista penal (en su mayoría son por imprudencia en el uso de armas en la práctica de la caza); con lo que se puede afirmar que existe una costumbre de dejar el deporte al margen del aparato coercitivo del Estado. No obstante el derecho deportivo no cuenta con mecanismos suficientes para proteger bienes jurídicos como la vida o la integridad física. Si las conductas que vulneran bienes de especial protección se castigan por la vía deportiva, se estaría dando un tratamiento con escasas garantías y carente de protección tanto al reo como a la víctima, por no mencionar la deficiencia de seguridad jurídica.

Una vez afirmada la necesidad de recurrir al ordenamiento penal en determinados casos, lo que aquí se pretende es dibujar los límites de su actuación en el ámbito deportivo. El deporte es un bien jurídico en sí, lo que flexibiliza las exigencias penales, así lo respalda la costumbre social que tiende a admitir ciertos riesgos en la práctica del mismo. Tales conductas encajan en los elementos del delito: tipicidad, antijuridicidad y culpabilidad. Se adelanta que la clave está en la antijuridicidad, por cuanto el desvalor que posee el hecho típico no es contrario a las normas del Derecho en general. Por tanto la conducta que se realiza está permitida por el ordenamiento jurídico.

Uno de los deportes de especial interés es el boxeo, pues presenta una particularidad que le diferencia de los demás: la finalidad de este deporte es derribar al contrario, por tanto se puede decir que hay intención de lesionar un bien jurídico protegido.

Abunda la doctrina sobre este complejo asunto, las diferentes teorías sobre cómo responde la ley penal son el resultado de la combinación y calificación de cuatro factores:

1. Grado de cumplimiento del reglamento: va desde el cumplimiento estricto del reglamento, hasta la infracción grave del mismo; pasando por el punto intermedio que supone la infracción de las normas reglamentarias dentro de lo que se considera “reglas del juego” que abarca toda conducta antirreglamentaria pero habitual en la práctica del deporte, por ejemplo dar un codazo a un jugador en el fútbol.

2. Tipo de deporte: la doctrina hace una diferenciación entre deportes sin contacto directo (como el atletismo) y deportes con contacto directo; dentro de este grupo se subclasifican en deportes agresivos (existe un alto riesgo de lesión, por ejemplo el rugby) y deportes directamente agresivos (existe una seguridad en la lesión, como es el caso del boxeo).

3. Gravedad de las lesiones: presentan especiales problemas las lesiones graves o muy graves. Las lesiones leves estarán cubiertas por el principio de insignificancia y en consecuencia no activarán el ordenamiento penal.

4. Voluntad del agresor: es el elemento subjetivo: caso fortuito, imprudencia y dolo (cabe apuntar el importante papel del dolo eventual que adquiere relevancia en deportes como el boxeo).

martial-ates-770180_1920

1) Teoría del consentimiento

Algunos autores sostienen que el jugador acepta la posibilidad de lesionarse bajo su propio riesgo. Esta teoría presenta importantes problemas, pues el deportista consentirá el riesgo, pero no la lesión (Art 155 CP). Además de que no podrá entenderse el consentimiento sobre la lesión dolosa o antirreglamentaria (un boxeador consentirá un posible golpe de crochet, pero nunca una patada con mala fe). Tampoco se distinguen aquí los deportes peligrosos y los no agresivos, lo que plantea una generalización inadecuada en cuanto al nivel de diligencia exigible (el grado de aceptación de las lesiones es diferente en el fútbol que en el boxeo).

2) Teoría del riesgo permitido

Se asume el riesgo de la lesión incluso por conductas antirreglamentarias que se deben permitir por el mero hecho de practicar ese deporte. Se entiende que el riesgo permitido es superior en el ámbito deportivo. Este sector de la doctrina afirma que existen algunas acciones que suponen un peligro de lesión de bienes jurídicos, pero que están autorizadas por el Derecho, siempre y cuando no se supere un determinado nivel de riesgo.

En este caso sólo podría analizarse la punibilidad de una conducta si generase un riesgo no permitido cualquiera que fuese el tipo de injusto; con lo que quedarían fuera las actuaciones dolosas incluidas en ese margen de riesgo, incluso las antirreglamentarias. Si se entendiese que determinadas fracturas de huesos forman parte del riesgo permitido en el rugby, no sería posible sancionar al jugador que se abalanza sobre el contrario rompiéndole un tobillo, con un ánimo exclusivamente doloso.

3) Ejercicio de un derecho, oficio o cargo

Esta causa de justificación del artículo 20 del CP exime de responsabilidad criminal las conductas lesivas en ejercicio de un derecho oficio o cargo. El principal problema que se suscita aquí es la consideración del deporte como un derecho subjetivo reconocido en la Constitución (pues el artículo 43.3 CE está en el Capítulo III, fuera de la especial protección del Capítulo II). También cabe plantearse si, en tal caso, el ejercicio del derecho sería de la práctica generalizada amateur, o únicamente del deporte profesional.

Dado que el Estado, ha decidido permitir determinadas conductas, cabe suponer que tal justificación existe. Para apreciar esta eximente el grado de desvalor deberá ser insuficiente para activar la respuesta penal. A continuación se exponen los criterios para determinar el desvalor de la conducta, que se compone del desvalor de resultado y el desvalor de la acción (en su vertiente objetiva y subjetiva).

Desvalor de resultado

Se traduce en el principio de insignificancia. El criterio utilizado es el de la gravedad de las lesiones. Dada la inconsistencia de la lesión del bien jurídico la conducta se excluye del ámbito penal. De ello resulta que el ordenamiento penal en ningún caso se activará ante lesiones de escasa entidad, ya sean antirreglamentarias e incluso dolosas. Un jugador de fútbol que causa un simple arañazo a otro, aunque lo hiciese con voluntad lesiva, no sería sancionado por la vía penal. Sin perjuicio de la oportuna sanción en el ámbito deportivo y la correspondiente responsabilidad civil.

night-78924

Desvalor de acción

a) Vertiente objetiva

En primer lugar habrá que determinar tipo de deporte, pues la diligencia en el cumplimiento de las reglas del juego aumenta en los deportes que comportan un mayor riesgo (en deportes sin riesgo directo, como el fútbol, se permiten un mayor número de infracciones, cosa que no sucede en el boxeo). En segundo lugar hay que examinar el nivel de observancia de las reglas del juego (que no del reglamento).

De manera que, si la conducta se halla dentro de las reglas del juego, aunque suponga una infracción del reglamento, se estará dentro de la causa de justificación. Por otro lado, si la conducta excede esta práctica común habrá que diferenciar si la misma se produce en el marco de la actividad deportiva, o con un ánimo lesivo al margen de su ejercicio; esto implica un examen interno del jugador y forma parte del ámbito subjetivo.

b) Vertiente subjetiva

Hay que analizar si con la lesión se persigue causar un mal al oponente u obtener una ventaja en el juego. En el primero de los casos hay un dolo directo en la persona del contrincante, por tanto esta conducta sería punible.

En el segundo supuesto existe dolo eventual; el jugador dirige su conducta al objetivo deportivo previendo que la lesión se producirá. Ante estas situaciones la doctrina habla de ejercicio ilegítimo de un derecho, por cuanto el ejercicio legítimo de un derecho implica la observancia de ciertas normas especiales de cuidado que en este supuesto no se cumplen. De ello derivaría aplicar una eximente incompleta que supone la reducción de la pena en uno o dos grados.

pexels-photo

REFLEXIONES Y CONCLUSIÓN

Como se ha visto, la aplicación del derecho penal en el ámbito deportivo es flexible y tiene unos márgenes más amplios. Aunque se entiende que determinadas lesiones de bienes jurídicos se encuentran justificadas, no deja de ser una delgada línea difusa que plantea muchas dudas. Sobre todo en relación con la indisponibilidad de algunos bienes jurídicos, en particular, la vida.

Algún caso de laboratorio plantea incongruencias jurídicas: Si un boxeador golpea de muerte a otro sin dolo, reglamentariamente y en el marco de una competición, estaría dentro del ámbito justificado por el Estado; sin embargo la indisponibilidad del bien jurídico vida hace que los principios del ordenamiento obliguen a perseguir esa conducta. No siendo suficiente, suscitaría más dudas si el supuesto anterior se diese, no en una competición, sino entrenando en un gimnasio.

En nuestro ordenamiento este supuesto nunca podría estar permitido, por tanto la diligencia del boxeador pasa por llevar el cuidado suficiente. La profesionalidad del boxeador ha de ser tal que, encajando los golpes con extrema precisión, se logre el objetivo deportivo preservando la integridad de los bienes jurídicos en juego.

black-and-white-sport-fight-boxer

Creative Commons Licence
This work by Mar Elordi is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on September 7, 2015 by and tagged , , , , , , , , .
%d bloggers like this: